¿Qué es un educador canino especializado en EHC?

 

Educador canino para personas interesadas en modelos educativos alternativos

 
En SEDECAN comprendemos  que el principal objetivo de la educación canina es capacitar a las personas para que reflexionen sobre la especie canina y, en función de sus estilos, intenciones y objetivos, lleven a cabo sus proyectos, convirtiéndose en agentes actores y autores de los mismos. (Ver Educación Canina 5.0)

Recordemos que los elementos fundamentales de un modelo de enseñanza son:

  • Enfoque: ¿Qué enseñar?
  • Metodología: ¿Cómo enseñar?
  • Evaluación: ¿Cómo medir los objetivos alcanzados?

En este contexto, el entrenamiento de habilidades conductuales (EHC), también conocido como Behavioral Skills Training (BST), es un enfoque educativo versátil, proactivo, reflexivo y dinámico que se caracteriza por su énfasis en la enseñanza a través del ejemplo y la práctica, en lugar de limitarse únicamente a la instrucción.

Por lo tanto, la función del educador canino es capacitar a los participantes-cuidadores en principios, técnicas y estrategias que les permitan desarrollar competencias educativas eficaces para determinar como actuar en diversos contextos, identificar las respuestas más adecuadas y evaluar las posibles consecuencias de sus decisiones.

El entrenamiento de habilidades conductuales incorpora cuatro elementos principales:
  • Instrucción: El educador-terapeuta minimiza la instrucción teórica aportando lo mínimo e indispensable para aprender. Transmite la información de forma clara, concisa y expresada con un lenguaje no técnico, para que sea fácilmente comprendido por todas las personas.
  • Modelado: El profesional pasa a la fase práctica realizando alguna acción que luego deberán reproducir los participantes.
  • Role play o ensayo conductual: Consiste en practicar las interacciones conductuales que son objeto de intervención para valorarlas y en consecuencia reforzarlas o no inmediatamente. A través de esta técnica lo que se pretende es que el sujeto practique y ensaye las conductas que anteriormente fueron llevadas a cabo por el educador-terapeuta. Las acciones educativas deben estar programadas para que los participantes-cuidadores comprueben que sus acciones tienen éxito y alcanzan las tareas o metas específicas.
  • Retroalimentación: La retroalimentación se adapta a las necesidades específicas de cada participante mediante la expresión de opiniones sobre el proceso de aprendizaje, con los aciertos y errores, fortalezas y debilidades.

Directorio de Educadores/as Caninos/as Especializados/as en EHC



Directorio _Online _SEDECAN _TEAM_EHC.pdf

Colabora con nosotros



  • Si eres educador canino profesional y deseas unirte al Equipo SEDECAN TEAM-EHC, pulsa aquí
  • Si quieres recomendar un educador canino especializado en EHC, pulsa aquí